Avenida Andalucía, 79 3º B 23005 Jaén

Cláusulas suelo en Jaén

25 de Mayo de 2015


Las cláusulas suelo de un préstamo hipotecario son lo que establecerá el tipo mínimo de interés que se deberá liquidar en la cuotas de pago al banco. Es importante prestar especial atención a la letra pequeño de los contratos de préstamos de hipoteca para asegurarse que esta cláusula suelo no es abusiva.


La Audiencia Provincial de Jaén lo tiene claro: codena la cláusula suelo de BMNEl juzgado de Primera Instancia nº 4 de Jaén y de lo Mercantil, abre el caminoLa falta de transparencia, la falta de información al cliente y el desequilibrio entre suelo y techo, claves para los magistrados.

Alfredo Martínez atiende a los medios.

El delegado de Ausbanc en Jaén y Granada, Alfredo Martínez, explicó en rueda de prensa los detalles de la reciente sentencia dictada por la Audiencia Provincial que supone un importante beneficio para los clientes de Caja Granada –BMN- afectados por la cláusula suelo. La AP confirma la anterior sentencia del juzgado de Primera Instancia que declara la nulidad y la devolución al cliente de 28.063,25 euros, más intereses.

En un momento en que el euríbor está en mínimos históricos y los medios de comunicación continuamente nos bombardean con noticias ‘felices’ en las que nos dicen que nuestras hipotecas bajarán, no todos los hipotecados lamentablemente pueden disfrutar de esta situación ya que en sus contratos se encuentra ‘oculta’ la llamada cláusula suelo que limita esta bajada convirtiendo su hipoteca en fija en lugar de variable como el cliente creía haber contratado.

Detalles de la sentencia

La Audiencia Provincial asume completamente el fallo dictado por el Juzgado de Primera Instancia nº 4 y de lo Mercantil de Jaén de fecha 19 de marzo y enfatiza en el especial deber de información de las entidades de crédito.

Por otro lado la sentencia también considera abusiva la cláusula suelo cuando suponga un desequilibrio abstracto en el reparto de riesgos.

Se trata una importantísima sentencia, no sólo por el importe devuelto sino también porque abre ya claramente la posibilidad de que los afectados recuperen de una vez por todas las cantidades abonadas de más por orden de una Audiencia Provincial.

Los juzgados de lo Mercantil convencidos igualmente de la ilicitud de las cláusulas suelo

El juzgado de Primera Instancia nº 4 y de lo Mercantil de Jaén ha dictado también otras dos sentencias similares que completan una semana en que la sin duda los jienenses están de enhorabuena.

La primera de ellas de fecha 9 de septiembre condena a Banco Ceiss a anular también una cláusula suelo incluida en un contrato hipotecario y a devolver al cliente 9.187,08 euros.

     1/ Declarar la nulidad, de la condición general inserta en el préstamo hipotecario suscrito entre las partes en fecha 24/3/05 que dice “sin perjuicio de lo anterior, las partes acuerdan que el tipo de interés aplicable….en ningún caso será inferior al 3’25% nominal anual”.

     2/ Condenar a la entidad financiera demandada a eliminar dicha condición.

     3/ Condenar a la entidad a la devolución al prestatario de 9.187’08 euros que han sido abonados de más como consecuencia de la aplicación de las referidas cláusulas a fecha de interposición de demanda, con sus intereses legales devengados desde la fecha de presentación de la demanda.

     4/ Condenar a la demanda a devolver al actor todas aquellas cantidades que éstos vayan pagando de más por la aplicación de las referidas cláusulas suelo más intereses hasta la ejecución definitiva de la sentencia que se dicte. A los efectos del art. 219 LECi, dicha cantidad vendrá constituida por la diferencia entre el interés que hubiera procedido abonar según el contrato si no hubiera existido dicha cláusula suelo, es decir, Euribor más o’75 puntos y el efectivamente abonado, siendo el Euribor referido el existente al penúltimo mes natural inmediatamente anterior a la revisión.

De esta sentencia hay que destacar que declara la nulidad por falta de transparencia por los siguientes argumentos:

     - “llámese falta de transparencia o de información precontractual se trataría de una obtención viciada del consentimiento, pues se estaría contratando sobre algo que realmente no se conoce su alcance.”

     - No consta la existencia de una previa oferta vinculante y de que el demandante tuviera con suficiente antelación el borrador del contrato que se iba a firmar, ni se le hubiere informado de su derecho a examinar el préstamo hipotecario tres días antes de la firma

     - No consta simulación previa con relación a la evolución del EURIBOR

     - La cláusula aparece entre otra multitud sin destacar sobre toda la complejidad de cláusulas que un contrato de esta naturaleza conlleva

En cuanto a la retroactividad la sentencia afirma que si bien la retroactividad de una demanda colectiva puede ser perjudicial para el orden público económico, es claro que en una acción individual es la economía del particular la que se ve claramente perjudicada. Por tanto la no aplicación del carácter retroactivo de la nulidad beneficia la conducta de las entidades financieras que no eliminan la cláusula suelo estando en su poder hacerlas desaparecer.

Finalmente el 10 de septiembre este mismo juzgado dictaba sentencia contra Unicaja en unas condiciones similares, declarando la nulidad de dicha cláusula y obligando a la entidad a devolver a su cliente 1.778,60 euros.

     .- Declarar la nulidad, de la condición general inserta en el préstamo hipotecario suscrito entre las partes en fecha 30/12/10 que dice textualmente “el tipo de interés aplicable….no podrá ser inferior al 3’65% nominal anual y como límite al alza el 15% nominal anual”

     .- Condenar a la entidad financiera demandada a eliminar dicha condición.

     .- Condenar a la entidad a la devolución al prestatario de 1.778’60 euros (calculado hasta la cuota de febrero de 2014) que han sido abonados de más como consecuencia de la aplicación de las referidas cláusulas a fecha de interposición de demanda, con sus intereses procesales desde sentencia

     .- Condenar a la demanda a devolver al actor todas aquellas cantidades que éstos vayan pagando de más por la aplicación de las referidas cláusulas suelo más intereses hasta la ejecución definitiva de la sentencia que se dicte. A los efectos del art. 219 LECi, dicha cantidad vendrá constituida por la diferencia entre el interés que hubiera procedido abonar según el contrato si no hubiera existido dicha cláusula suelo, es decir, Euribor más 1’25 puntos y el efectivamente abonado, siendo el Euribor referido el existente al segundo mes natural anterior a la fecha de revisión.


En Jaén son cientos los afectados que estaban pendientes de comenzaran a dictarse sentencias favorables. Ausbanc quiere mostrar su optimismo y animar a los afectados a continuar presentado sus reclamaciones ya que, como demuestras las sentencias, la reclamación individual es la única forma de conseguir recuperar el dinero cobrado de más por las entidades.